Comunicado de prensa de la Dirección General de la Policía Nacional sobre la detención un #cibercriminal de origen ruso creador de una infraestructura cibernética

Detenido un cibercriminal de origen ruso creador de una infraestructura cibernética mundial desde la que cometía infinidad de actividades ilícitas Ciberdelito Expertos en delitos telemáticos, profesores, juristas y otros representantes del sector de las nuevas tecnologías analizan los diferentes aspectos relacionados con la seguridad en Internet

Policía Nacional
Barcelona, 10/04/2017
Arrestado en Barcelona en una investigación junto al FBI
Usaba su red para la sustracción de información personal de los ordenadores de sus víctimas, para la infección con software malicioso y el envío masivo de correos spam, lo que le producía importantes beneficios
Los investigadores han tomado el control y desmantelado la infraestructura creada por el arrestado, liberando así cientos de miles de ordenadores a nivel mundial que eran controlados por el cibercriminal
Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barcelona a un cibercriminal de nacionalidad rusa responsable de una infraestructura cibernética mundial a través de la cual cometía de manera reiterada multitud de actividades ilícitas. Su detención se produce gracias a la ardua investigación realizada en colaboración con el FBI americano.
El arrestado, de 36 años, había creado durante varios años una infraestructura cibernética en forma de botnet, o red de ordenadores. Controlaba así a sus víctimas de forma remota, sin conocimiento de sus propietarios, a través de servidores de comando y control utilizados generalmente para la ejecución de actividades ilícitas. En este caso, el detenido controlaba la conocida botnet Kelihos, formada por cientos de miles de ordenadores distribuidos internacionalmente,  a través de la cual no sólo sustraía todo tipo credenciales de carácter personal de los ordenadores, sino que también la usaba para distribuir spam y para infectar con software malicioso, principalmente de tipo ransomware, es decir, software malicioso que bloquea el acceso a la información contenida en el sistema mediante su cifrado, pidiendo un rescate económico para su liberación.

Diez años en el ciberdelito
Se estima que el detenido ha estado realizando este tipo de actividades durante más de diez años, obteniendo pingües beneficios económicos. Junto con su detención, los agentes de la Policia Nacional han procedido a desmantelar la infraestructura informática controlada por el detenido, liberando de manera masiva ordenadores de víctimas infectados con el malware que utilizaba el detenido para controlarlos.
Junto con la detención se ha procedido a realizar una entrada y registro en el citado domicilio incautándose diverso material informático.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes de la operación en el siguiente enlace:
http://prensa.policia.es/ruso.rar

Comunicado de prensa de la Dirección General de la Policía


Policía Nacional
Madrid, 17/02/2017
La Dirección General de la Policía ha enviado al Fiscal-Jefe de la Audiencia Nacional el informe elaborado por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) -en un CD, en formato PDF- sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 que ha sido encontrado tras la instrucción dada, el pasado 9 de febrero, por el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional, Florentino Villabona, de localizar el mencionado documento.
La comisaria jefa de la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) localizó el documento sobre el 11-M y lo entregó posteriormente al Director Adjunto Operativo. Este informe ha sido examinado por expertos de la Dirección General de la Policía.
A juicio de estos técnicos de la Dirección General de la Policía, el informe sobre el 11-M se limita a hacer única y exclusivamente una somera auditoria a los protocolos de actuación de la Policía Nacional, sin que incluya referencia alguna a otro asunto que no sea esa mera revisión de las actuaciones policiales.
Igualmente, los técnicos de la Dirección General de la Policía concluyen que del documento elaborado por la BARC no se desprende la existencia de ninguna nueva línea de investigación a realizar y de la misma manera su contenido carece de trascendencia en el ámbito policial.
La Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) ha dejado de tener funciones y sus efectivos han sido destinados al Centro Nacional de Desaparecidos, que depende de la Secretaría de Estado de Seguridad.