Última hora: Confirmado nuevo atento terroristas contra musulmanes en Londres 1 muerto y al menos 10 heridos


Detenido en Bélgica el líder de una célula yihadista responsable de captar, adoctrinar y reclutar a nuevos miembros para la organización terrorista DAESH

Ministerio del Interior
Zaventem (Bélgica), 27/09/2017
Lucha contra el terrorismo
El detenido, de 26 años y nacionalidad española, constituía el último eslabón de la denominada "rama belga", una célula encargada de ampliar y fortalecer una red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos miembros para el DAESH
Actuaba como uno de los principales proveedores de material propagandístico. Tras dos intentos fallidos de viajar a zona de conflicto, el detenido focalizó los esfuerzos del grupo en centrar objetivos para cometer atentados terroristas en Bélgica
Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 203 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 248 desde principios de 2015
Agentes de las Fuerzas de Seguridad belgas, en el marco de una operación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española, han detenido hoy en Zaventem (Bélgica) a un hombre, de 26 años, de nacionalidad española y ascendencia marroquí, por su presunta integración en la organización terrorista DAESH, responsable de las labores de captación y adoctrinamiento en favor de la misma. Sobre el detenido había una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Juzgado Central de Instrucción, Número 5, de la Audiencia Nacional, en el marco de la cooperación y la lucha conjunta de los Estados miembros contra el terrorismo yihadista.
El detenido era el último reducto de un grupo que, con base en Bélgica, inicio en 2014 un importante proceso de radicalización en el que estaban implicadas de manera activa otras cinco personas, tres de ellas ya detenidas por las autoridades españolas y una por Marruecos, y entre las que se encuentra el hermano menor del ahora detenido apresado en octubre de 2015 por su pertenencia e integración a DAESH. Además, dos de los integrantes de esta célula fueron detenidos el pasado 8 de mayo en Badalona (Barcelona) y Salou (Tarragona).
Además, era el principal instigador de esta célula con la que llevaba a cabo labores de captación y adoctrinamiento en su vivienda o en cafés de la ciudad de Bruselas. Además de compartir de manera reiterada material audiovisual de corte radical entre sus miembros, perfeccionando de esa manera el adoctrinamiento, era el responsable de difundir la ideología de la organización a través de diferentes redes sociales en diversos países.
Asimismo se mantenía muy activo en grupos de mensajería instantánea móvil. En sus encuentros compartían vídeos que contenían operaciones kamikazes, escenas de ejecución y condenas a muerte por decapitación o el llamamiento de acciones terroristas en Europa.
Su contacto directo con combatientes yihadistas en Siria e Irak le llevó a transmitir al resto de miembros la necesidad de practicar técnicas de combate en su intención última de viajar a zona de conflicto. De hecho, el detenido intentó viajar en compañía de su hermano a estos países hasta en dos ocasiones. Al no lograrlo, los miembros de la célula decidieron aplazar su incorporación e involucrarse en acciones terroristas en Europa, en particular en Bélgica, donde llegaron a señalar objetivos concretos, determinados colectivos, localizaciones y edificios.
A pesar de la separación física de sus miembros, ya que se trasladaron a España y Marruecos, mantuvieron el contacto hasta sus detenciones, continuando la publicación de propaganda de DAESH e incitando a otros partidarios de la organización a cometer atentados terroristas.
La compleja operación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española en colaboración con la Policía Federal Belga manifiesta su total compromiso en el marco de la cooperación nacional e internacional, y sitúa la interlocución con todos los agentes, instituciones y agencias implicados en la seguridad europea como el eje integrador necesario para la lucha contra el terrorismo yihadista en todas sus formas.
La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 5, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.
Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 203 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 248 desde principios de 2015.
El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.

Moment police arrest a suspect in the van attack near mosque in Finsbury Park, London 

 

Eyewitness video shows police detaining a man suspected of driving a van into people near London's Finsbury Park, Monday morning. Police have confirmed that at least 12 people were injured after the van hit a number of worshippers in Seven Sisters Road, north London, after Ramadan evening prayers. Police has confirmed that one person has been arrested

"Estamos ante un aterrador ataque terrorista contra musulmanes de Londres, y tenemos que llamarlo así", declaró el presidente de la mezquita de Finsbury Park, Mohamed Kozbar. "No es diferente de los tres sucesos que hemos sufrido estos meses. Gente inocente ha sido asesinada a sangre fría".
Harun Khan, secretario general del Consejo Musulmán del Reino Unido, denunció el aumento de "incidentes de islamofobia" y pidió protección al Gobierno británico: "Esperamos que las autoridades aumenten la seguridad fuera de las mezquitas urgentemente".
El ataque de Finsbury Park ocurrió a de madrugada, en la Casa del Bienestar Musulmán, situada en los adelaños de la mezquita. El conductor arremetió con una furgoneta contra un grupo de musulmanes que salían a esas horas tras los ritos del Ramadán.
Un grupo intentó socorrer a las víctimas, mientras que varios hombres lograron reducir al conductor hasta que llegó la policía. Un testigo, identificado como Abdul Rahman, declaró a la BBC que el conductor dijo que "quería matar a todos los musulmanes".
Neil Basu, portavoz de Scotland Yard, informó que la víctima mortal estaba recibiendo primeros auxilios en la acera cuando irrumpió la furgoneta: "Es demasiado pronto para saber su su muerte fue resultado del ataque". Otras diez personas fueron atropelladas en el incidente y están siendo tratados en un hospital del norte de Londres. Dos de ellas se encuentran en estado "muy grave".
Basu no ofreció más información sobre el sospechoso, salvo que actuó "en solitario" y que fue sometido a un test para calibrar su estado mental. La furgoneta había sido alquilada horas antes en Cardiff, Gales, donde la policía está concentrando sus pesquisas.
"Estoy horrorizado por el incidente en Finsbury Park que ha sido calificado como un ataque terrorista", declaró por su parte el líder de la oposición laborista Jeremy Corbyn, que extendió su condolencia a los familiares y anticipó su asistencia a una ceremonia interreligiosa convocada por la tarde en la mezquita.